El cuidado de las rastas

4.1 (82.5%) 8 vote[s]

Aunque los no entendidos en el tema crean que las rastas no necesitan ningún tipo de cuidado, lo cierto es que lucir unas rastas sanas y bonitas requiere dedicarles tiempo y esfuerzo.

El tema del lavado de las rastas siempre es una cuestión controvertida y hay opiniones para todos los gustos. Si acabas de hacerte las rastas lo recomendable es que no laves tu cabello en unos días (con una semana basta), pasado este tiempo las rastas ya se han afianzado y puedes lavar tu cabello sin ningún problema cada vez que te apetezca. De hecho cuando lavamos el cabello eliminamos parte de la grasa del cuero cabelludo, lo que contribuye a que nuestro pelo crezca con mayor rapidez y más sano.

dreadlocks

dreadlocks

A la hora de lavar las rastas es muy importante hacerlo con productos especialmente formulados para ellas. Los champús tradicionales llevan acondicionadores y otros componentes que ayudan a suavizar el cabello y que por lo tanto no son compatibles con las rastas.

Al lavar las rastas extiende el champú sin frotar demasiado y una vez que hayas repasado todas las rastas lava el cuero cabelludo. Cuando el cabello esté limpio puedes secarlo con una toalla exprimiendo el agua que haya en las rastas pero sin apretar demasiado. Es importante que seques bien las rastas con ayuda de una toalla y un secador. Si queda humedad en las rastas acaba generando moho, lo que hace que éstas desprendan mal olor y que acaben cayéndose.

Con los lavados y al crecer el cabello es normal que algunos cabellos se separen de la rasta, para solucionar esto puedes recurrir a la aguja de tejer si son muchos cabellos o usar productos específicos que te ayudarán a pegar los cabellos rebeldes a la rasta.

Por último, no olvides hidratar las rastas con productos específicamente desarrollados para ellas.

 

Puedes ver productos específicos para rastas aquí.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *